Año 1825

Año 1825

Año 1825

La tradición inglesa dice que hay que empezar con el “Early Morning Tea” en las primeras horas de la mañana. Luego viene el “Nice Cup of Tea” durante el día, hasta llegar a la sublime “Five o’clock Tea”. Para terminar, por la noche lega el “High Tea”, es decir, el té superior. En resumen, todo el día es bueno para una humeante taza de té. En esta época se desarrollaron una serie de delicias para acompañar el té: muffins, scones, cakes y varias mermeladas para untarlos suavemente.