El Uso del té en el antiguo Egipto | Blog de TEA SHOP

El uso del té en el antiguo Egipto

El té es una de las bebidas más consumidas del mundo. Su origen se remonta a la antigua Asia hace 5.000 años. La leyenda cuenta que el emperador She-Nung lo encontró por casualidad al caerse unas hojas en el agua que estaba hirviendo. A España llegó un poco más tarde, en el siglo XIII y a lo largo de los años cada vez ha conseguido más adeptos. Hoy en día tomarse un té es un placer más que nos brinda la vida, ya sea en bolsa o en piramide.


El té en Egipto

Los culpables de que esta famosa bebida llegará al bonito país de las pirámides fueron los árabes, que previamente lo habían traído de China. El té se impuso rápidamente, sobre todo, en todos los países del norte de África.

En la actualidad, los egipcios siguen consumiendo té. De hecho, se ha convertido en una bebida habitual a la hora de recibir invitados en casa. El té que más suelen utilizar es elshay, pertenece a la variedad de los tés negros y tiene un sabor que puede parecer bastante fuerte. Por lo general, lo acompañan con alguna hoja de menta.


Los efectos naturales

Esta infusión tiene diferentes efectos naturales:

Antioxidante. Gracias a los polifenoles de la hoja del té conseguimos este efecto natural. Combate el envejecimiento, fortalece los capilares y atesora efectos antiinflamatorios.

Astringente. En este caso, los taninos le aportan propiedades antidiarreicas.

Aporte de vitaminas. Las vitaminas varían en función del tipo de té que estemos consumiendo. Algunas de las más comunes son la A, la B2, la B6 y la B12.

Estimulante. En esta bebida podemos hallar cafeína, aunque en una cantidad muy inferior a la del café. Esto significa que el efecto estimulante será para nosotros mucho más lento y duradero.

Relajante. Mediante el aminoácido L-thanina, esta famosa infusión nos ayudará a relajarnos y a mantener la mente mucho más centrada.

Tipos de tés

Existen cuatro variedades principales de tés que debemos conocer:

1. Té verde: es el más común en la zona de Asia. Para prepararlo debemos secar las hojas, para acto seguido romperlas y deshacerlas. El color de la infusión que obtendremos con este té hace justicia a su nombre. Descubre todas las opciones para tomar té verde en Tea Shop.

2. Té blanco: es uno de los más exclusivos. Recibe este nombre por el color de sus hojas, ya que se protegen del sol para no crear clorofila. Para prepararlo necesitamos las mejores plantas, confía en Tea Shop para encontrar las mejores variedades de tés blancos.

3. Té azul: se encuentra a medio camino entre el té verde y el té negro del grado de oxidación, también llamado té Oolong. Desarrolla muchos matices aromáticos que hacen de ella una bebida muy atractiva.

4. Té negro: la planta se oxida de manera completa, por lo que al infusionarla nos encontraremos con un té de un color muy oscuro. Es el más popular en los países occidentales. El té negro es el mejor para energizarte de buena mañana ya que tiene una mayor concentración de teína.

Diferencia entre bolsa y pirámide

A la hora de tomar el té podemos hacerlo de maneras diferentes. La más habitual es el té en bolsa. Sin embargo, poco a poco va perdiendo protagonismo para dar paso a las piramides chinas. Este cambio se debe a que en la forma de piramide se pueden incluir elementos en trozos, lo que permite imprimir mucho más sabor a las infusiones, por ejemplo si degustas el Jasmine & Peach notarás mucho más los toques dulces de melocotón. Estas piramides ecologicas son naturales y biodegradables.

Este último método es cada vez más popular. No en vano, podemos hallar tes del mundo en piramides.


Una bebida para disfrutar

Como hemos dicho, el té es un placer de la vida que todos podemos degustar. Hay diferentes formas de tomarlo: en piramide, en bolsa o al natural. Solo debemos escoger aquella que más nos guste y comenzar a disfrutar.

Compartir
Comentarios del post
Nuevo comentario